martes, 27 de abril de 2010

Rude Buddah

Bueno, loco, hay días que uno se levanta asi, con ganas de armar quilombo.
Con un fuego interno que no te permite callarte la boca, ni acatar órdenes de tu jefe y menos que menos, tenes ganas de aguantarte ninguna pelotudez (ajena, claro) por más pequeña que sea.

Te levantaste con una especie de "gordito heavy metal" en tu hombro derecho, que te dice -"hoy NO te dejes, hoy gritá, patalea y hace bardo"

Mi Gordito Heavy Metal tiene, hoy, el tamaño de la estatua de Buddah de
Leshan.

Hoy no pienso callarme nada, y si me buscan, aunque sea un poco, me van a encontrar.

¡ESTÁN AVISADOS!





Al que le quepa el poncho, que SE LO PONGA
(Para vos Lilus, Todos putos, no?)


7 comentarios:

  1. jaaaa!!!!
    REINA TOTAAAAAAAAL!!!!!!!!!!

    PUUUUUUUUTOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!

    CLAP CLAP CLAP CLAP!!!!

    besotes!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Lo acabo de poner en repet mientras me maquillo! jja

    ResponderEliminar
  3. habría que hacer la canción "¡torta!"

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja!!!!! ¿Y quién la cantaría?

    ResponderEliminar

Decile algo a La Perica